Historia del Futbol en México : Política en el futbol mexicano

Mientras los aficionados continuaban celebrando el título del Atlante, se comenzaban a sentir los efectos de la política en el futbol mexicano.

El futbol mexicano había sido utilizado en algunas ocasiones tanto para enaltecer figuras políticas como para reprimir a algunos actores “inconvenientes”.

Ya en el año 1921 se había creado con gran acierto el “Torneo del Centenario”, el cual sirvió para que la triunfante revolución se acercara mas al pueblo.

Si bien los resultados deportivos no fueron los deseados, (ganó el torneo un equipo de la colonia española), la concentración de aficionados no pasó desapercibida por la clase política.

Varios equipos se verían afectados por los acontecimientos políticos de aquellos años.

 

 

Turbulencia Política

Entre los años 1930 y 1931 se habían dado varios enfrentamientos entre los integrantes de la clase en el gobierno, provocando todo tipo de rumores y una sensación de confusión.

El general Plutarco Elías Calles mantenía el control de la política nacional, aislando al Presidente Constitucional Pascual Ortiz Rubio, quien se mostraba débil a los ojos de la ciudadanía.

Politica en el futbol mexicano - Pascual Ortiz Rubio hace entrega de títulos de propiedad a campesinos | Mediateca INAHSe esparció  el rumor de que Amaro intentaba provocar un levantamiento militar y Calles pensó en deshacerse de elementos desleales y solicitó al presidente Pascual Ortiz Rubio le permitiera pedir la renuncia a los cuatro generales que formaban parte del gabinete.

El mandatario dejó a Calles libertad de obrar en el asunto, de esta manera y después de varias reuniones ministeriales, los generales Almazán, Cárdenas, Amaro y Saturnino Cedillo renunciaron a sus cargos el 14 de octubre de 1931, dejando al presidente en manos de Calles.

El Jefe Máximo sólo esperaba que el Ejecutivo cumpliera la mitad de su periodo para que el Congreso pudiera elegir un presidente sustituto sin tener que convocar a nuevas elecciones.

La presión llegó a su cenit cuando Sáenz, Estrada y Montes de Oca, ministros allegados al Presidente,  dimitieron de sus cargos en enero de 1932.

Para mediados de ese año, ya no fue necesario convocar a los comicios.

 

 

Renuncia de Pascual Ortíz Rubio

En su intento por congraciarse con Calles, Ortiz Rubio ofreció el gobierno del Distrito Federal a los callistas José María Tapia primero, y a Manuel Puig Casauranc después.

Ante la rotunda negativa de ambos y sintiendo que el Jefe Máximo no lo apoyaba, Pascual Ortiz Rubio presentó su renuncia al Congreso de la Unión el 2 de septiembre de 1932.

Estos hechos sucedían entre el furor colectivo que aún se respiraba por el título del Atlante y el inicio de una nuevo campeonato de liga del futbol mexicano.

Los hechos de la vida política dejarían su huella en el futbol mexicano.

 

 

Política en el futbol mexicano

¿Cómo afectó este episodio de la política nacional al futbol mexicano?

Los equipos españoles al percibir el regreso de una política nacionalista y poco tolerante, decidieron mantener un bajo perfil y evitarse problemas.

El Marte, apoyado por la Secretaría de Guerra y Marina, enfrentaría la falta de apoyo ante los constantes movimientos de generales a distintas zonas, quedando aislados del favor de sus mecenas.

América continuaba su penosa restructuración presentando interesantes prospectos juveniles, pero resintiendo también algunos problemas financieros.

Los grandes animadores para el público eran nuevamente Atlante, quien defendía su título y Necaxa, equipo que había dado una gran pelea y se preparaba para su época dorada en la historia del futbol mexicano.

Los dirigentes del futbol de la Liga Mayor se movieron rápido para realizar una serie de cambios para el torneo 1932-1933.

En el siguiente capítulo conoceremos en qué consistieron esos cambios generados por la política en el futbol mexicano.

 

Los torneos del Futbol Mexicano

política en el futbol mexicano
Comparte en redes
%d bloggers like this: