Historia del Futbol en México : Una nueva era 1932-1933

Una Nueva era 1932-1933

Los dirigentes del futbol mexicano no eran ajenos a la política en el país y apresuraron a instaurar una nueva era a partir del torneo 1932-1933.

Los medios informativos y la atención de los ciudadanos se hallaba centrada en la crisis presidencial.

Esa crisis se sentía muy de cerca entre los dirigentes ya que equipos como Marte, apoyado por la Secretaría de Defensa, dudaba si podría seguir compitiendo.

Necaxa, apoyado por Luz y Fuerza del Centro, mostraba nerviosismo ante posibles cambios de dirigentes.

Mientras el país se sumía en el caos, los directivos del futbol mexicano se movieron rápido para desactivar cualquier problema.

 

 

Reorganización de la Liga

Como no se había visto nunca, los hombres de pantalón largo hicieron a un lado sus diferencias y se pusieron a trabajar como un solo hombre.

Cuando el país miraba con una mezcla de curiosidad y temor el desenlace de la crisis política, en el futbol mexicano las cosas parecían haberse calmado definitivamente.

Una Nueva era 1932-1933El título logrado por el Atlante en el torneo que recién había terminado, había provocado que el público se entregara con auténtica devoción al deporte de las patadas.

Justamente por esos días, se concretaba la creación de la Liga Mayor de Futbol Asociación a partir de la fusión de las Ligas Central y Mexicana, dando por finiquitada cualquier controversia entre las instituciones.

Dentro de ese ambiente de fraternidad y deportivismo, el Real Club España sintió que era el momento oportuno para solicitar su reingreso a la Liga.

Esto fué aceptado de inmediato por todos los integrantes y el futbol mexicano se beneficiaba nuevamente de la excelente organización de los hispanos.

 

 

Una Nueva Era 1932-1933

Se celebraron varias reuniones para delinear el campeonato 1932-1933, llegándose a una interesante propuesta que consistía en crear dos torneos que se jugarían paralelamente.

Los equipos “grandes”, léase Atlante, Asturias, España, Necaxa y América, conformarían el Grupo A.  Leonés, México, Marte, Germania y Sporting competirían en el Grupo B.

Esto generaría una suerte de Primera y Segunda División ya que incluso, al final de los torneos, el ganador del Grupo B, enfrentaría al último lugar del Grupo A en una especie de promoción por el ascenso.

El torneo debería dar comienzo el 11 de diciembre y conforme la fecha se acercaba, los aficionados comenzaban a cruzar apuestas sobre quién sería el campeón.

 

Regresa el Torneo de Copa

Entre los acuerdos logrados por los representantes de los equipos se aprobó el regreso del Torneo de Copa.

Se programó que el torneo se disputara tan pronto terminara la liga, por cuestiones de tiempo y de ritmo de competencia.

El Torneo de Copa sería disputado por todos los equipos, doce en total, a eliminación directa en un solo partido.

El sorteo para determinar los enfrentamientos se realizaría poco después.

Por fin, ante la amenaza externa del caldeado ambiente político que enfrentaba el país, los dirigentes del futbol mexicano daban pasos firmes hacia una mejor organización y estructura.

Como un atractivo adicional, les fué ofrecida la visita del equipo chileno Audax Italiano para disputar una serie internacional.

Todo parecía indicar que comenzaba una nueva era 1932-1933.

 

Más sobre la historia de los Torneos del Futbol Mexicano

 

Comparte en redes
%d bloggers like this: