Eliminatoria Copa del Mundo Italia 1934

Eliminatoria Copa del Mundo Italia 1934

Existía una mezcla de optimismo y neviosismo en el ambiente del futbol mexicano ante la serie eliminatoria.

La selección mexicana no terminaba por convencer por su funcionamiento y el último encuentro de preparación ante el Asturias había sembrado muchas dudas.

Del equipo cubano se sabía poco y nada.

La única referencia había sido la visita de un equipo cubano a México.

El Iberia había realizado una gira entre 1931 y 1932 mostrando buen futbol.

El equipo cubano había despachado fácilmente a Haití llenándolos de cuero y la defensiva mexicana dejaba dudas.

Finalmente llegó la fecha para que los equipos hablaran en la cancha.

 

 

Primer encuentro México – Cuba

El 4 de marzo, ante un espectacular lleno de veinte mil aficionados en el Parque Necaxa, los equipos saltaron a la cancha.

Rafael Garza Gutiérrez “Récord”. mandaba a la cancha lo que consideraba su mejor equipo.

Alfonso Riestra; Antonio Azpiri, Lorenzo Camarena; Guillermo Ortega, Ignacio Avila, Felipe Rosas; Vicente García, Félix Gómez, Dionisio Mejía, Juan Carreño, José Ruvalcaba.

La base del equipo era el campeón Necaxa reforzado en algunas líneas.  Había que aprovechar la conjunción que ellos ya tenían.

Por su parte, Cuba presentaba la siguiente alineación:

Juan Ayra; Evelio Morales, Francisco Morales; Arturo Galcerán, Ángel Rodríguez, Manuel Villaverde; Enrique Ferrer,
Héctor Socorro, Mario López, Antero Valdés, Salvador Soto.

Bajo la dirección del señor Edward Joseph Donaghy como árbitro central, se dió inicio al encuentro.

El equipo mexicano se lanzó al ataque desde el primer momento generando mucho peligro en la meta cubana.

Al minuto 12, Dionisio Mejía acierta en su remate y pone en ventaja a México ante el alboroto popular.

Dos minutos después, de nuevo Mejía demuestra su experiencia mundialista y pone el dos a cero que hace sentir que puede haber goleada.

Al minuto 16, en pleno estado de gracia, Mejía pone a México 3 a 0 resolviendo una melée dentro del área.  Los cubanos parecen liquidados y sin respuesta.

México comienza a sobrellevar el partido tocando el balón de un lado a otro ante la algarabía de un público entregado a ellos.

Antes de finalizar el primer tiempo, Mario López el ariete cubano, sorprende con su velocidad anotando el primer gol de Cuba.

Con marcador de 3 a 1 se fueron al descanso.

En el segundo tiempo, Cuba se lanzó al ataque poniendo en serios predicamentos a la defensiva mexicana.

Al minuto 63 Cuba encuentra el premio a su esfuerzo y pone el 3 a 2, haciendo sufrir  a su rival y a la afición.

Afortunadamente para México, las buenas intervenciones de Alfonso Riestra evitaron el empate.  Con mucho sufrimiento, México daba el primer paso.

 

Segundo encuentro México – Cuba

El segundo partido de la serie se jugaría el 11 de marzo de nuevo en el Parque Necaxa.

Existía mucha preocupación en el ambiente por la forma en que Cuba había reaccionado y puesto a México contra la pared.

Algunos medios comenzaron a cuestionar la capacidad de Garza como entrenador, pero eran los menos.

La alineación de México presentaba a Alfonso Riestra; Antonio Azpiri, Lorenzo Camarena; Guillermo Ortega, Ignacio Avila, Felipe Rosas; Jorge Sota, Félix Gómez, Dionisio Mejía, Juan Carreño, José Ruvalcaba.

Solamente un cambio.  La entrada de Jorge Sota en lugar de “Chamaco” García.

Cuba por su parte mandaba a Juan Ayra; Evelio Morales, Francisco Morales; Arturo Galcerán, Ángel Rodríguez, Sergio “Ochoa” Casanova; Héctor Socorro, Manuel Villaverde, Mario López, Antero Valdés, Salvador Soto.

Nuevamente bajo la dirección del señor Edward Joseph Donaghy, los primeros minutos resultaron una lucha cerrada por dominar el balón.

Al minuto 24, Jorge Sota aprovecha un lanzamiento y con potente disparo logra el 1 a 0 para México.

Dionisio Mejía se volvía a hacer presente al minuto 30 anotando el 2 a 0 y diez minutos después acierta para poner el 3 a 0.  Esta vez los aficionados contuvieron el júbilo.

Para la segunda parte se esperaba otra bravía reacción de los cubanos y la defensa de México debería estar muy atenta.

Cuba empujó a México intentando hacer un gol que los regresara a la competencia pero esta vez, México había aprendido la lección.

Al minuto 72, Felipe “Diente” Rosas marca el 4 a 0 y el público enloquece de alegría.

Esta vez México se lanza a rematar a los cubanos y siete minutos más tarde, Dionisio Mejía anota el 5 a 0 que pone a México en el mundial.

Dos triunfos que le daban a México la eliminatoria Copa del Mundo Italia 1934.

Restaba un terceer encuentro que era ya de trámite para el cuadro nacional mexicano.

 

Tercer encuentro México – Cuba

El tercer partido se jugaba simplemente por la taquilla ya que todo estaba decidido.

El equipo cubano, desmoralizado, buscaba la forma de reanimar a sus jugadoires para cumplir deportivamente con el encuentro y dejar una buena impresión.

México por su parte, aprovecharía para ver en acción a jugadores que no habían sido tomados en cuenta.

Este último encuentro se disputaría en el Parque España que llenó sus diez mil localidades.

Garza Gutiérrez mandó al campo a Alfonso Riestra; Manuel Rosas, Alfredo Garzón; Carlos Laviada, Rafael Guirán, José Rosas; Jorge Sota, Fernando Marcos, Manuel Alonso, Luis de la Fuente, José Ruvalcaba.

Mexico - Cuba 1934Por su parte el señor Karoly Katzer, entrenador de los cubanos mandaba a Juan Ayra; Evelio Morales, Antero Valdés; Arturo Galcerán, Ángel Rodríguez, Sergio “Ochoa” Casanova; Enrique Ferrer, Héctor Socorro, Mario López, Manuel Villaverde, Salvador Soto.

El partido comenzó agradable con los equipos intentando hacer daño al frente.

Mario López al minuto 15 pone a Cuba adelante en el marcador.  Manuel Alonso con un bombazo al 32 pone el empate.

Antes de terminar el primer tiempo José Ruvalcaba pone a su equipo adelante 2 a 1.

El segundo tiempo fue una muestra de verguenza deportiva de parte de los cubanos, aunque lucían francamente derrotados.

Fernando Marcos y de nuevo Manuel Alonso anotaban el tercer y cuarto goles de México sentenciando el partido.

Al escucharse el silbatazo final, una cerrada ovación de parte del público se escuchó en el Parque España.

Vencedores y vencidos recibieron una salva de aplausos en su camino a ls vestidores.

México lo había logrado.  Terminada la eliminatoria Copa del Mundo Italia 1934, había que prepararse para el gran torneo.

 

Sigue la Historia del Futbol en México

 

Comparte en redes
%d bloggers like this: