Torneo 1928-1929

marte-1928-1929El inicio del torneo 1928 – 1929 se postergò en varias ocasiones debido a diferentes razones.

La primera, la participaciòn de la selecciòn mexicana en los Juegos Olìmpicos de Amsterdam, con los resultados ya conocidos.

Posteriormente se recibìa la visita del Sabaria, poderoso equipo de Hungrìa que causarìa sensaciòn con su futbol tìpicamente centro europeo y que mostrarìa a los jugadores y pùblico mexicanos una forma diferente de jugar al futbol.

Ademàs, de nueva cuenta el España amagaba con retirarse de la liga, lo que se convertirìa en un verdadero fastidio a travès de los años y que culminarìa con un cisma en años posteriores.

Puestos de acuerdo los equipos, la Federaciòn Central determinò que el torneo se jugarìa a una sola vuelta, a lo que accedieron los clubes incluyendo al España que parecìa volver al redil.

Marte, debut y campeonato

A los ocho equipos del torneo anterior, se sumarìa el Marte, equipo patrocinado por la Secretarìa de Guerra y Marina y que en sus visitas a Guadalajara para jugar encuentros amistosos, aprovechò para contratar a un par de jugadores que harìan època en el futbol mexicano: “venada” Alatorre y el famoso Hilario “Moco” Lòpez.

Marte-campeon-torneo-1928-1929Por si esto fuera poco, Julio Birò, preparador fìsico del Sabaria, tambièn fuè contratado para hacerse cargo de la direcciòn tècnica de los merengues.

Como resultado, sus jugadores presentaron una preparaciòn fìsica que les permitirìa arrollar a sus rivales, sobre todo en los segundos tiempos.

Las apuestas de los conocedores se dividìan entre el España y el multicampeòn Amèrica.  Se concedìan algunas opciones al Atlante, a pesar de su irregular nivel de juego y pràcticamente ninguna a los demàs contendientes.

El torneo comenzò con una inesperada victoria del Marte sobre el Epaña por 3 a 1.  El Amèrica arrancaba tambien con triunfos aunque dejando algunas dudas en su accionar.

En el encuentro entre el Germania y el Mèxico se impondrìa una marca que tardar+ia muchos años en ser superada.

Los germanos ganaban con un marcador de 8 a 5, ante el regocijo de los pocos asistentes que coreaban las acciones ofensivas de ambos equipos.

Despuès de transcurridas siete jornadas, el Marte encabezaba la tabla con siete triunfos.  España lo seguìa a solo dos puntos  y Amèrica a tres, quedando fuera de toda posibilidad de alcanzarlos.

En la ùltima jornada el Marte perdìa el invicto y dejaba la mesa puesta para que el España los alcanzara y forzara un partido de desempate.

En su ùltimo encuentro, España enfrentaba al Aurrerà, equipo que sòlo contaba con derrotas y un empate.  Cuando todo parecìa inclinarse a una goleada a favor del España quien anotò dos goles en los primeros minutos, los asistentes no daban crèdito a lo que sus ojos veìan.

Aurrerà encerrò pràcticamente a los realistas en su campo, atacando ferozmente una y otra vez hasta dejar un marcador final de tres goles a tres.  El empate favorecìa al Marte, quien en su campaña de debut se alzaba con la corona.

Los torneos del futbol mexicano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *